La Transexualidad

Transexual, término confundido comúnmente con la palabra Transgénero. La realidad es que difieren en su definición y por tanto identificar a una persona como transgénero no será nunca lo mismo que un transexual. La diferencia entre ambas definiciones está que las personas transgénero modifican su expresión de género de mujer a hombre o viceversa sin la utilización de tratamientos como hormonas, cirugías entre otros, lo pueden hacer partiendo de su nueva identidad de género, mientras que los transexuales no soportan el sexo de su nacimiento y lo modifican permanentemente a través de cirugías, hormonas u otros tratamientos.

Las personas que deciden hacerse un cambio de sexo definitivo necesitan mucho apoyo psicológico para su transformació, aunque es un cambio que ellos desean el proceso es duro y largo, por lo que una atención extra nunca está de más.

Cómo una persona se da cuenta que debe cambiar de sexo?

Las personas transexuales generalmente se sienten atrapadas y muy tristes por el cuerpo en el que les tocó nacer, tienen un conflicto interno en cuanto al género al cual pertenece el cuerpo y al que pertenece el cerebro. Sienten una inmensa inconformidad con sus caracteres sexuales, ya que están convencidos que ese cuerpo no es el suyo. Cundo logran hacer el cambio de sexo, expresan que la vida que tuvieron antes en buena medida fue una mentira, ya que ese caparazón que los mantenía presos sólo les provocaba infelicidad. Por lo general, las personas transexuales usan juguetes sexuales para darse placer a sí mismos.

Desde la infancia, muchos transexuales ya adoptan conductas propias del sexo opuesto, más sin embargo no tienen la capacidad de comprender que es lo que les está sucediendo. Cuando inicia la etapa de la pubertad hacen esfuerzos por mantener un comportamiento adecuado al sexo con el cual han nacido en un intento fallido de olvidar sus verdaderos sentimientos y necesidades. Les es duro mantener posiciones y adoptar actitudes que no encajan para nada con lo que en realidad quieren, es como si le obligaran a ser médicos cuando en realidad son pintores, más sin embargo soportan esos roles para en muchos casos no herir sentimiento de familiares y amigos y no sufrir con ataques al ir en contra de los “parámetros” de la sociedad.

En soledad se reconocen como son en realidad y que no esperan nada más que poder ser quienes desean ser y demostrárselo a todo el mundo, pero para ello deberían deshacerse de su cuerpo y no es tan simple.

El sentirse hombre y vivir atrapado en un cuerpo de mujer con un coño jugoso o viceversa no debe ser tarea fácil, es levantarse todos los días y mirar en el espejo a esa persona que no eres, que no quieres ser y a la cual no reconoces. Una vez que el transexual decide que ya la “farsa” es insostenible, comienza una vida de transformación tanto física como mental. Se acorta la distancia entre el cuerpo que tienen y el cuerpo que desean a través de una cirugía de Reasignación o Afirmación de sexo, otorgándosele el sexo al cual siempre han pertenecido. Este tipo de cirugías son consideradas justificadas cuando la persona está lo suficientemente motivada y segura, identificada plenamente como transexual y con un medio laboral y social estable. Más que una transformación se podría decir que consiguen la libertad de su sexualidad.

Es importante tener claro que la transexualidad no es una enfermedad y que no se debe menospreciar a una persona identificada de tal forma. Los transexuales son seres humanos que han librado una batalla interna importante lo cual los hace merecedores de respeto y honores por la valentía de defender lo que quieren y sienten a pesar de tener todo en su contra. Puede encontrar más es.porn videos con esta orientación sexual en sitios web especiales xxx.