Juguetes Sexuales

Para algunos todavía el uso de juguetes sexuales puede ser considerado como un tabú, sin embargo eso ocurre porque no han experimentado con alguno, desconociendo sus beneficios y virtudes para aumentar el placer en un encuentro sexual. El ser escéptico con estos objetos no es exclusivo de las parejas heterosexuales, también otros con diferentes orientaciones manifiestan cierto rechazo a ellos.

Aunque resulte difícil de creer, las mujeres son por mucho las que más utilizan juguetes sexuales. Muchas poseen por lo menos un vibrador dentro de sus artículos personales, o admiten haberlo tenido. Según estudios realizados existe un top de preferencias de estos juguetes en las féminas, el cual está encabezado por las bolas chinas, le siguen los vibradores, luego los lubricantes de sabor y los aceites para masajes, además un gran porcentaje admite que les excita mucho tener relaciones sexuales o pensar tenerlas en lugares públicos. Continue reading

Abuelos follando no es tabú, es vida

Hay quienes piensan que quizás la vida sexual de una persona se termina conforme se va envejeciendo, y puede que se tenga algo de razón, pero sólo aquellos que lo permiten apagan el fuego de la lujuria voluntariamente.

Qué delicia debe ser vivir plenamente hasta tus últimos días, dar y recibir placer del bueno sin importar tu edad.

Cada día más, gracias a los avances de la industria farmacéutica podemos tener a nuestro alrededor más abuelos follando y pasándolo de lo lindo con sus amantes. Unos más atrevidos que otros, se decantan por disfrutar de coños jóvenes y frescos, tetas firmes y juveniles que le hagan recordar la virilidad de aquellos tiempos de juventud.

 

Esos tienen encuentros realmente calientes que los vuelve a la vida, que les hacen sentir que nada es imposible y que los años que le restan en el plano terrenal deben ser disfrutados al máximo, sin ningún tipo de restricciones. Continue reading

Los derechos de la Comunidad Gay

Hasta el día de hoy (sobre todo fanáticos religiosos) hay quienes piensan que la homosexualidad es una enfermedad, e incluso lo han querido atribuir a una especie de variación genética pero esto no ha sido comprobado científicamente. Lo cierto es que la homosexualidad no es más que una variante en la orientación sexual del ser humano. No debe asociarse a un mal o enfermedad, ya que la gran mayoría de lesbianas, gays y bisexuales tienen vidas completamente sanas y respetables, incluso en algunos casos son más sanos y precavidos que otros heterosexuales.

Mucho se discute actualmente acerca de sus derechos civiles, sobre todo en lo que respecta a la adopción de niños y al matrimonio hay quienes dan opiniones muy estrictas y ortodoxas y otros amplían el panorama con precedentes científicos e investigativos. Por ejemplo indican que un gran número de infantes están a cargo de homosexuales, bien sea que conviven con sus parejas o son padres y madres solteras, y que ese hecho no ha repercutido en cuanto a sus habilidades y comportamiento si se les compara con niños criados por parejas heterosexuales. Es un tema complicado y con una amplitud de discusión inagotable. Hoy en día la aceptación hacia los homosexuales ha aumentado considerablemente, incluso poseen en varios casos igualdad de derechos con respecto a las parejas heterosexuales.

Desde hace algún tiempo se han adoptado las siglas LGBT para designar de manera colectiva a las Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero (siglas), ya que muchos homosexuales manifestaron que el término “comunidad gay” no los representaba adecuadamente.

Continue reading

Las bondades del porno francés y del porno incesto

Tal como cualquier otro tipo de arte podemos disfrutar del porno francés. Desde sus inicios ha sido considerado uno de los más artísticos en la industria del cine para adultos. Desde la década de los 70 se filmaron calientes películas en donde quedó plasmado aquel lado rebelde y salvaje de una generación entera que logró la libertad de algunos de sus ideales en medio de un mar de protestas. Aquel período de tiempo podría ser denominado como la época dorada del porno francés, aunque luego de eso su supremacía y encanto no han desvanecido y mantienen miles de fanáticos disfrutando de sus producciones.

  Los amantes del porno francés de la época, solían ser jóvenes a los que les gustaba desinhibirse y divertirse, además de que eran grandes amantes del sexo. No importaba la clase social a la que pertenecían, algunas de las actrices porno del momento participaban en filmes sólo por diversión y no porque necesitaran del dinero, eran amantes del sexo al fin. Los actores muchas veces organizaban y disfrutaban de orgías en las noches luego de trabajar todo el día. Fue una generación definitivamente entregada al buen sexo y al placer de manera especial, y lograron conseguir fanáticos perdurables en el tiempo. Continue reading

La delicia oculta en las pollas eyaculando y las corridas internas

El acto sexual en sí resulta siempre una actividad extremadamente placentera, el preámbulo, las caricias sensuales y la excitación mutua entre una pareja es algo definitivamente encantador, pero si existe algo que no se debe ignorar y a lo que se le debería rendir honores es a las corridas internas.
Las corridas internas son el regalo de un buen sexo, en donde el hombre entrega desde lo más profundo de sí la evidencia de la más intensa satisfacción, dejando en el momento ideal del sexo su firma caliente de que lo que acaba de hacer ha llegado a buen término.
Hay muchos mitos sobre si cuando un hombre se corre dentro del cuerpo de su pareja de turno esa persona también siente placer, pareciera que al respecto no debería haber dudas. El sentir que la pareja ha alcanzado el clímax es una de las sensaciones más extraordinarias que una persona puede tener, los sonidos, la vibración del cuerpo y el resto de cosas que el hombre experimenta mientras se corre para algunos amantes resultan ser deliciosas y cada una de esas fases, hasta sentir la corrida dentro de su ser para muchos son memorables.
Tan sólo de ver una corrida interna, así no se esté recibiendo causa placer en algunos individuos, sino pregúntenselo a los amantes del porno que buscan esta clase de espectáculos calientes en sus clip preferidos.

Continue reading

Placer y pecado detrás de incesto familiar

Algunas familias son por demás pervertidas en toda su extensión, pues sus integrantes tienen intensiones más amorosas de lo normal entre sus propios miembros.
Comprensión, entendimiento, alegría, tristezas, triunfos y derrotas son algunas de las situaciones que los integrantes de las familias comparten, pero en ocasiones existe el deseo y la lujuria escondidos detrás de esos ojos que admiran algún querido primo, hermano o hermana, padre o madre, y que exteriorizarlo hasta hacerlo realidad sería un verdadero pecado.
¿Podrías imaginar lo fuerte que puede ser el deseo entre un hijo y una madre? ¿Cuándo se dan cuenta que el amor maternal se ha convertido en algo más? ¿Qué los va llevando a ese abismo entre el pecado y el deseo? Muchas respuestas podrían responder y justificar las preguntas anteriores, o quizás para algunos otros más conservadores eso no tiene cabida ni sentido, pero es algo que ocurre y que sabemos que a muchos otros les encanta disfrutar. Para algunos chicos ver a su madre follando es una delicia, y si lo hace consigo es aún mejor. Entre la delgada línea de lo correcto y la aberración se encuentra para algunos el verdadero placer.

Siempre lo prohibido despierta un mayor interés, y el incesto es el clímax de lo prohibido. Imagina a una madre que ha visto crecer a su propio hijo pero no lo mira con amor maternal sino con el más ardiente deseo, sus pensamientos y sentimientos más oscuros la tienen a ella junto a su primogénito envueltos en una sola piel, entregados al más indebido y caliente placer. Su hijo por su parte se calienta tan solo al pensar por un minuto tener a su madre follando con él, poniendo en práctica toda su experiencia mientras él saborea el mismo coño que le dio la vida, y las tetas que una vez le alimentaron hoy de nuevo llegan a su boca pero con el sabor de la lujuria impregnando sus labios.

Continue reading