Por qué a los gays les gusta el sexo duro?

La práctica del sexo duro solía ser hasta hace poco un tema tabú para la sociedad, pero por fortuna, poco a poco se han derrumbado esos muros que mantenían este tópico acorralado, claro está, el que no sea discutiera con libertad no quiere decir que no era practicado por los más atrevidos.

El sexo duro tiene su buena legión de fanáticos, entre ellos los gays. Nuestros fieles seguidores de tube gay español seguramente disfrutna al ver el sexo duro en picantes clips y, no es de extrañar que se les haga agua la boca mirando también la trilogía de las 50 sombras de Gray.

Para tener sexo duro no hace falta practicar bondage, sumisión o sadismo; sólo hacen falta algunas manifestaciones de fuerza o rudeza de parte de un amante hacia el otro.  Por lo general el activo es quien domina la escena y por ende somete a su chico pasivo que aguarda por una reprimenda con ansias.

Se podría pensar que quienes tienen debilidad por este tipo de práctica sexual, que disfrutan al mirarlas al mejor destilo de tube gay español o recurren con frecuencia al masoquismo o al sadismo con sus parejas tienen algún tipo de problema de salud mental. Algunos estudios han revelado que afortunadamente no hay de qué preocuparse, pues estas personas solo gustan de un poco de fuerza que intensifique el placer que sienten al tener sexo, más nada.

Siempre y cuando ambos protagonistas del acto sexual estén conscientes y de acuerdo en la practica de un poco de violencia en el acto está muy bien, pues si es verdad que existe una delgada línea entre lo que es sentir placer y dolor, o sentir placer por provocar dolor.

Pero … Por qué les gusta tanto a los gays el sexo duro?

Para chicos muchos sentir que tienen el control de su entorno y de su acompañante los llena de placer. El dominio, la fuerza, la superioridad es algo que ansían durante todo el día, ya que por lo general son tíos que se encuentran en ambientes laborales muy tensos en donde sus superiores tienden a presionarlos con frecuencia.

A otros por el contrario les encanta ser sometidos, que los irrespeten un poco con el uso moderado de la violencia y que en algunos casos hagan realidad sus fantasías sexuales de ser abusados.

Cuando llevan a cabo sus deseados roles, la adrenalina está a toque. A los chicos le hierve la sangre en las venas y se ponen más que calientes. El sexo en consecuencia es increíblemente placentero y adictivo, por eso no dudan en seguir con sus prácticas duras en cada encuentro y si es a pelo mucho mejor.

Si no hay por los momentos un tío sexy con el cual probar los encantos del sexo duro, puedes encontrar diversión con los mejores videos de masoquismo y bondage en tube gay español. Y en cuanto tengas la oportunidad no la dejes pasar por alto porque si te gusta mirarlo, de seguro te encantará experimentar.