Lo mejor siempre queda entre familia

            La familia es una de las pocas cosas en la vida que uno no elige, toca aceptar, amar y comprender con sus problemas y virtudes en la que hayamos nacido. Lo que vivamos con ellas nos llenarán la vida de alegrías, tristezas y experiencias únicas.

            Algunos de sus integrantes llegan por añadidura, resultado de las relaciones que mantienen los mismos con personas ajenas al núcleo. En ese grupo selecto y bienvenido están los pícaros cuñados, que algunas veces vienen a poner un poco más de desorden, confusión y pecado a las ya complicadas relaciones intrafamiliares.

            El amor y la atracción son los motivos que unen a estos extraños a las familias, y en algunas oportunidades son los mismos que provocan las rupturas y los expulsan de estas, claro está, no sin antes haber experimentado una relación digna de videos incestuosos.

Continue reading