Follando a compañera de clase en el salón

Era una aburrida tarde de universidad, en realidad no había mucho que hacer, era el final del semestre y mis compañeros y yo estábamos en el salón sin hacer nada, ya que gran parte estaba en recuperaciones. Por mi mente pasaban unos vídeos de sexo brutal que había visto recientemente. Me encantaba el porno hardcore y pensar y cogerme a mis compañeras hasta que ya no pudieran más, lo mejor es que esa aburrida tarde iba a tener la oportunidad. Quedaba poco para salir y la mayor parte del salón se fue, solo quedamos, una compañera y dos amigos, ella había estado acercándose un poco más de lo normal últimamente. Entre charlas y bromas llegamos al tema de que fetiches teníamos cada uno. Uno de mis compañeros dijo algo básico como correrse en la cara y mientras todos esperábamos el turno de la chica, quedamos boquiabiertos cuando nos confesó que quería tener sexo con varios chicos al tiempo y que le dieran tan duro que le costará moverse.

Yo bromeé un poco diciendo que lo hiciéramos ya y ella bromeando dijo que no veía problema. Creo que nadie pensó que sería verdad y con una risa nerviosa ella me besó y le dijo a los chicos que empezarán e hicieran lo que quisieran con ella. Ahí fue donde comenzó todo, esa tarde que no vamos a olvidar.

Ella me besaba mientras uno de los chicos le bajaba el pantalón, tenía una vagina rosadita deliciosa que esperaba a ser penetrada y los chicos la aprovecharon, uno a uno hacían turno mientras ella con su mano masturbaba a otro y a mí me basada. Sus pezones estaban duros y su cara de placer no tenía precio.

Ella tomaba la iniciativa y le pidió a uno de los chicos que se acostara en el suelo para poder montarlo, así lo hico y era espectacular ver ese rico culo disponible, sin mediar palabra pasé mis dedos mojados de saliva por su culo y lo moje un poco preparándolo para penetrarlo y así lo hice. Ella gemía mientras le hacíamos una doble penetración e intentaba chupársela a mi amigo, pero ya era demasiado, nos decía que no paráramos, pero si vagina estaba tan mojada que ya todo indicaba que debíamos acabar pronto. De repente, ella gimió más fuerte, encogió sus piernas y tuvo un orgasmo maravilloso que dejó empapado a mi compañero de abajo, esa era la señal para que todos la llenáramos de leche, y justo como en esa compilacion de corridas internas todos procedimos a llenarla de semen, era demasiado, escurría por sus tetas, pelo y ella con sus dedos recogía y pasaba por su vagina mojadita, estaba exhausta y nosotros felices de ayudarle a cumplir su fantasía.

Poco tiempo después tuvimos una pequeña fiesta de la universidad y como se podrán imaginar debíamos repetir ese momento con nuestra compañera y zorra personal amante de la verga que siempre pedía más y quién al final del día parecía nunca estar satisfecha y siempre pedía más.

A todos nos gusta el porno incestuoso

Una de las fantasías más comunes de las relaciones entre familiares, por más aberrante que pueda parecer es el sexo entre hermanos y el sexo entre primos. Es por ello que los videos porno incestos son tan abundantes en las páginas web, porque más allá de representar pecado, escenifican una realidad que se oculta en muchas familias.

Esta categoría de porno incesto es muy popular por su poco contenido de historia y mucho contenido de sexo. En ellas podemos ver chantajes entre hermanos, sexo entre primos gay, sexo madre e hija y novio, madre enseñando a su hijo a tener sexo, entre otras. 

Se puede entender que este tipo de espectáculo es muy excitante por ser un tabú con poco nivel de aceptación ante la sociedad, ver una relación amorosa entre familiares directos es una píldora difícil de digerir, pero debemos admitir, a todos nos gusta mirarlo.

El morbo que provoca un video de porno incesto donde una madre enseña a su hija como hacerle una mamada de polla a su novio es mucho mayor que el que produce ver una escena de sexo con una pareja sin estos lazos sanguíneos. Quienes más lo critican seguro son quienes más gustan de mirar e imaginarlo, esto en muchos casos es una realidad.

Los videos de porno incesto son muy populares porque, generalmente, en las familias siempre existe algún primo o hermano que alberga desde la infancia sentimientos hacia un familiar y para no seguir reprimiendo sus emociones, busca un tipo de alivio o desahogo y, esto lo consigue en abundancia y sin mucho problema en internet. 

Así que, ver un video de sexo entre primos suele ser muy común por lo que representa en sí, algo que va más allá de la perversión o el rechazo social, es platónico, prohibido y excitante, un misterio nunca resuelto, capaz de albergar las sensaciones más enérgicas que pueda contener un ser humano. Algo mágico y prohibido entre familiares. 

Ahora, sin tapujos ¿Qué es lo que más nos gusta de los video porno incesto

La divertida y poco convincente sorpresa de que está mal 

Entre las escenas más comunes de porno incesto tenemos la de la madre que sorprende a su hija teniendo sexo con su novio. Al principio, ella los mira curiosa, pero al calentarse, decide participar. Así que se arma de valor y hace acto de presencia en la habitación. Los jóvenes se sorprenden, pero el chico propone que se una acción, esta accede y su hija también, de esta manera realizan el trío más erótico y caliente de la web.  

El tonto chantaje

Otro recurso usual  es el chantaje, aunque siempre es una tontería que seguro se puede resolver de una manera más simple, el chantaje es una de las más fieles llaves que abre las puertas para el sexo entre primos. 

Unas cuantas copas demás

La historia se suele dar con dos primos que tienen mucho tiempo sin verse. Salen a divertirse a una disco y regresan a casa con unas copas de más. Se sientan en el sofá a mirar algo de porno incesto y comienzan a tocarse. Una cosa lleva a la otra y los chicos terminan teniendo sexo duro en el sillón. 

Claro está, seamos honestos, no son estos simples argumentos lo que nos importa, es en lo que va desembocar esa corta historia lo que ocupa nuestro interés. Seguro que has visto al menos uno de estos casos, te recuerdas de ello y ahora te dieron ganas de mirar un poco más. Vamos, no te culpes, deja los tabúes a un lado y ve a disfrutar.

Disfrutar al máximo del sexo

Buscar diferentes opciones para disfrutar del sexo podría ser una actividad muy divertida para las parejas gays. En la actualidad existen una gran variedad de tendencias y juguetes que pueden satisfacer a las más excéntricas exigencias de los amantes.

Los consoladores, tapones anales, portales de películas, videos porno, vestuarios, entre otros, son algunas de las herramientas que pueden ayudar a los amantes a tener un preámbulo increíble y el mejor sexo brutal de su vida.

Para muchos gays, el sexo brutal es casi necesario. La agresividad en el acto es un botón estimulante para dejarse llevar y librarse de los tabúes que tengan. El disfrute va a depender del consentimiento de la pareja y de que tan lejos quieran llegar. Para ello es necesario una conversación abierta sobre el tema, así ambas partes tomarán las decisiones pertinentes y disfrutarán al máximo.

Continue reading