En los baños del colegio

Al llegar, entré a uno de los baños y bajé mi pantalón. Tenía una increíble erección, estaba húmedo y apunto de estallar. Sin pensarlo dos veces empecé a masturbarme. No me importaba nada, estaba tan mojado que se podía escuchar el ruido que hacía mi mano al frotar mi pene. No pensaba en nada más cuando de repente, alguien tocó la puerta. Me detuve, me asustó un poco. “¿que haces ahí?”, Preguntó otro chico. “Nada” respondí un poco agitado. ”¿Acaso necesitas ayuda?”. En ese momento me puse helado. Nunca había estado con un chico, pero estaba tan caliente que abrí la puerta.

Eran las 10 de la mañana y era un día normal en la escuela. Yo como de costumbre había visto un vídeo de porno duro antes de ir a clase y no podía dejar de pensar en ello. A mitad de la clase empecé a notar como mi pene se ponía cada vez más duro así que tomé mi mochila, la puse a la altura de la cintura para tapar mi erección y pedí permiso para ir al baño.

Era un chico moreno, más alto que yo. Por lo que podía ver, había estado tocándose un poco porque traía un bulto en su pantalón. Fue inmediato. Se quitó el pantalón y dejo ver su enorme verga, me volví loco. Nunca había tocado una más que la mía. Pero en teoría, debería saber cómo hacerlo. Bajé mi mano y empecé a masturbarlo, era muy grueso. El chico estaba muy agitado, también me masturbó. Parecía tener experiencia porque lo hacía de una manera que me hacía tener escalofríos.

En un momento, me dijo: “métemelo” y se dio la vuelta poniéndose en cuatro. Yo nunca lo había hecho. Tenía un culo grande, que me llamaba. Dirigí mi pene lentamente hacia el, y haciendo un poco de presión lo metí hasta el fondo. Se sentía mejor que cualquier cosa que hubiera hecho antes. Ambos gemíamos de placer. Mientras lo penetraba, una de mis manos rodeaba su cintura para tocar esa gruesa verga quien ya estaba goteando.

Estaba a punto de terminar, quería llenarle ese culo de semen, moría por verlo escurriendo. Cada vez se lo metía más rápido y su pene no paraba de escurrir semen. Parecía que se había venido un par de veces. No pude contenerme más y estallé. Era demasiado, ambos gemimos, parecía que el podía sentirlo adentro de su culo tan cálido. Saqué mi pene, y pude ver cómo salía todo mi semen, era lo mejor que había visto.

Mientras tanto, mi mano ya empapada de sus fluidos hizo que terminara llenándola aún más de semen. La pasé por mi boca saboreándola toda, era un espectáculo. Algo parecido a lo que había visto antes en algún video gay xxx.Sabía mejor de lo que imaginaba. El chico y yo nos limpiamos un poco y salimos. Era extraño, me dio un tierno beso en los labios y se fue.

Al momento de llegar a clase, mis piernas se sentían débiles, no podía dejar de pensar en ese moreno pene. Quería tenerlo de nuevo.

En casa de mi amigo

Era tarde en casa de mi amigo. Habíamos estado haciendo tarea hasta tarde y no era seguro volver a casa, así que decidí quedarme a dormir allí. Ya era media noche y yo veía algo de sexo amateur. Mi amigo ya estaba dormido, pero estábamos en la misma cama. Yo estaba demasiado duro, y empecé a tocarme bajo las cobijas lentamente para no despertar a mi amigo.

Mi amigo estaba durmiendo sin camiseta, el echo de tenerlo tan cerca me hacía excitar aún más. Tenía mi duro pene en la mano, estaba masturbándome rápido, apunto de estallar. En ese momento, mi amigo se dio la vuelta y me miró. Fue incómodo, bajó su mirada y vio mi duro pene en mi mano. No sabía que decir, estaba totalmente avergonzado.

Mi amigo estaba riéndose, creo que entendía mi situación. En ese momento pude ver cómo se quitaba la cobija de encima dejando ver así el bulto en su pantalón, también estaba muy duro. Sabía lo que iba a pasar, puso su mano en mi pene y empezó a masturbarme, se sentía tan bien, sus manos estaban tibias.

Yo nunca había estado con otro chico, pero sin pensarlo dos veces fui con mi mano a buscar su pene. Para mí sorpresa era grande, y se sentía bien en mi mano así que empecé a masturbarlo también. La idea de tocarlo y que me tocara me estaba volviendo loco, ya no podía aguantar más. Ambos estábamos sudando y gimiendo, se sentía muy bien. En un momento el paró, pensé que ya no iba a seguir, pero para mí sorpresa bajó con su boca y lo empezó a chupar. Lo hacía muy bien, su boca estaba tibia y me encantaba. No paraba de decirme: “que rico sabe” mientras subía una de sus manos y ponía sus dedos en mi boca.

Estaba a punto de terminar y la verdad, quería terminar en su boca. Justo como lo había visto en esos video porno gay gratis. Sin arrepentirse me dijo: “termina en mi boca”. Eso fue todo, un chorro de semen salió e inundó su boca, mientras él seguía diciéndome lo rico que sabía. Voltee a verlo y tenía la boca llena. Parecía disfrutarlo.

Mientras tanto, con una de sus manos, él seguía masturbándose. Lo hacía cada vez más rápido y yo estaba desesperado porque terminara en mi cara, quería ver cómo se sentía. En un momento me dijo que estaba a punto de hacerlo así que me puse en posición y esperé a sentir su cálido semen en mi cara. Soltó un gemido y dejo salir todo su fluido tapando así mis ojos. Me encantaba, nunca lo había hecho antes.

Pareció hacerle gracia verme así porque de inmediato fue al baño y trajo algo de papel para limpiarme. Había Sido un momento estupendo. Se recostó en la cama y yo hice lo mismo. Estábamos muy cansados. Puso un brazo sobre mi y cerró los ojos. Yo no creía lo que acaba de pasar, lo único que tenía claro es que ese había Sido uno de los momentos más increíbles de mi vida.

Desde ese entonces me quedaba a hacer la tarea más seguido en casa de mi amigo, parece que de alguna forma no podía vivir sin su rico pene. A lo mejor nuestra amistad era más fuerte ahora.

La pasión de los chicos gays por el sexo duro y otras fantasías sexuales

Cualquier chico gay xxx tiene fantasías sexuales, estas siempre se arraigan por un amor platónico e imposible, pero, necesariamente no son los únicos motivos que los propician.

Las aventuras sexuales son muy comunes entre la comunidad gay xxx. Encuentros únicamente destinados a darse satisfacción son los objetivos para algunos homosexuales en cierta etapa de su vida cuando tener una relación estable con una sola persona no se encuentra dentro de sus planes.

Las fantasías sexuales son comunes en todo tipo de parejas, entre las del mismo sexo o las heterosexuales. Uno podría quedarse asombrado de la frecuencia con la que parejas de heterosexuales buscan materializar esos sueños eróticos que los calientan.

Cada individuo, soñando hacer realidad sus más atrevidas fantasías busca la forma de encontrar a una persona con los mismos deseos, sueños y sin ningún tipo de inhibiciones para poder hacerlos realidad.

Un atrevido gay xxx puede tener una gran variedad de fantasías, pero por hay un par de ellas que suelen ser las más comunes. El sexo duro es por mucho una de ellas.

Ser penetrado sin piedad por un atractivo semental que le haga tocar el cielo con una buena dosis de sexo duro es irresistible para cualquier gay xxx.

 Al ir algún bar o frecuentar una disco, los chicos atractivos, musculosos y llenos de sudor que se encuentran alrededor pueden despertar los más bajos instintos de cualquiera.

Imaginarse tener un episodio de sexo duro en el baño de algún local nocturno con un atractivo bien dotado, es una de las fantasías más comunes de cualquier gay xxx. Que luego ese encuentro casual lleno de pasión abra las puertas a una relación duradera es un plus agregado al encuentro, pero ya de antemano se considera exitoso por el placer que ha dejado como resultado.

Los trajes negros de cuero, el sadomasoquismo y el sexo duro juntos forman un trío codiciado para el disfrute y la realización de las fantasías sexuales de hasta el más tímido gay xxx.

La verdad es que la combinación de esos tres elementos le hace agua la boca hasta el más recatado.

Un poco de emoción y dolor en el sexo duro no cae nada mal. Utilizar juguetes sexuales que disparen la excitación y le den un toque de picardía a la ya por si satisfactoria relación sentimental es increíble. Muchos chicos incluso sueñan con ser sometidos y un poco abusados por un atractivo verdugo y, que luego este los llene de profundas penetraciones a la par de unas nalgadas que lo vuelvan completamente loco.

Por la cabeza de un gay xxx pasan muchas cosas, la verdad es que siempre están en la búsqueda de nuevas aventuras y experiencias que lo hagan sentir cada día más vivo.

Fantasías sexuales son muchas las que invaden sus preferencias, pero con esto no se quiere decir que estén en la búsqueda de un hombre que les dé estabilidad emocional y una relación duradera. Ellos lo quieren vivir todo diversión, picardía, lujuria, romance, sexo duro y ternura.

Disfruta de la tecnología sexual

No hay nada más refrescante que mirar programación para adultos después de un largo y agotador día. Una manera muy gratificante de liberar el estrés es revisar el portal tube gay español, el cual cuenta con videos calientes que pueden llevarte a un nivel de excitación máxima. 

Los portales o sitios web proporcionan una buena cantidad de videos para satisfacer los gustos y preferencias sexuales de cada individuo. Si buscas videos de porno duro, gays o lesbianas, sexo de fetiches o con juguetes, el internet te abre las puertas de este mundo. Sólo debes hacer click en la página adecuada y listo, a disfrutar. 

Contenidos para disfrutar

Al adentrarnos en el cyber espacio, debemos tomar en cuenta algunos aspectos, como por ejemplo, las páginas apropiadas para nuestra inclinación sexual, así como el momento y propósito de la búsqueda en el web. 

Continue reading

La aceptación de la homosexualidad en el mundo

Afortunadamente, con la llegada de la era moderna se ha logrado poco a poco modificar algunos estándares prejuiciosos que se encontraban vigentes. Uno de ellos es la homosexualidad. En muchos lugares del mundo, hoy en día ser homosexual no implica vergüenza y rechazo social como en años anteriores. Ahora, se puede hablar con total naturalidad de las prácticas gay xxx más comunes e interesantes sin ser señalado como pervertido o impuro.

Algunos países, especial los europeos, también han decidido dar un paso a la tolerancia y ver la homosexualidad con algo natural entre dos hombres. Opinan que el amor es libre y que no hay restricciones a la hora de establecerse con una pareja del mismo sexo. Tal es la recepción del tema, que en muchos casos se les permite realizar un matrimonio legal y hasta pueden adoptar hijos.

Continue reading

Disfrutar al máximo del sexo

Buscar diferentes opciones para disfrutar del sexo podría ser una actividad muy divertida para las parejas gays. En la actualidad existen una gran variedad de tendencias y juguetes que pueden satisfacer a las más excéntricas exigencias de los amantes.

Los consoladores, tapones anales, portales de películas, videos porno, vestuarios, entre otros, son algunas de las herramientas que pueden ayudar a los amantes a tener un preámbulo increíble y el mejor sexo brutal de su vida.

Para muchos gays, el sexo brutal es casi necesario. La agresividad en el acto es un botón estimulante para dejarse llevar y librarse de los tabúes que tengan. El disfrute va a depender del consentimiento de la pareja y de que tan lejos quieran llegar. Para ello es necesario una conversación abierta sobre el tema, así ambas partes tomarán las decisiones pertinentes y disfrutarán al máximo.

Continue reading