En el baño de la universidad

Siempre había escuchado muchas historias de gente que cogía en los baños de la universidad, pero la verdad nunca había tenido la oportunidad de hacerlo pero fantaseaba todo el tiempo mientras veía esos videos porno gay gratis. Una tarde mientras volvía de la universidad tuve que agendar una cita con un asesor ya que no me estaba yendo muy bien en inglés así que tenía que volver nuevamente en la tarde, no me agradaba mucho la idea pero debía hacer y además el asesor estaba buenísimo. Mientras me alistaba para regresar empecé a fantasear con cumplir una de esas historias que había escuchado sobre la universidad y decidí que iba a intentar hacerlo realidad esa tarde con el instructor de inglés. Al llegar, pude ver cómo este estaba vistiendo solo una corta pantaloneta y una camiseta de fútbol que dejaba ver su musculoso cuerpo muy bien. Todo iba muy bien, nos reíamos y charlabamos, increíblemente estábamos teniendo muy buena química.

Yo no quería esperar más, ver sus grandes manos, piernas y labio gruesos me hacían imaginarlo cogiendo fuertemente, quería hacerlo mío, hacerle un buen sexo oral para después saborearlo todo y que me llene el culo de leche. Yo lo quería ya así que tome el riesgo de mi vida y me decidí a besarlo, simplemente cerré mis ojos y esperé a que el me correspondiera. Para mí sorpresa lo hizo y con más pasión de la que esperaba, puso su mano en mi pene, lo que me sorprendió pero me dio pie para yo hacer lo mismo, era increíble, además de ser el hombre perfecto, tenía una verga grande y gruesa también. Los besos continuaron y para hacer mi fantasía realidad, le pedí que fuéramos a los baños. Quería sentir esa verga en mi culo. No dió tiempo de nada, llegamos, el se bajo su pantaloneta, y yo procedí a meter su enorme verga en mi boca, sabía deliciosa. Yo estaba muy duro y quería que me la metiera así que se lo pedí, me puedo en cuatro y el primero me comió el culo un buen rato, dejándolo bien mojado y listo para lo que venía.

Aún no entraba y yo ya estaba goteando semen, yo la esperaba despacio pero el quería ir rápido, y sin avisar metió su gran verga en mi culo sin aviso, yo empecé a gemir, se sentía muy rico sentirlo adentro mío mientras con una de sus manos rodeaba mi cintura para masturbarme, era el paraíso. Ambos estábamos sudando y a punto de terminar pero yo quería cumplir mi fantasía y sentirlo en mi boca así que le pedí que terminara allí, el quería que yo terminara también así que continuamos masturbándonos mutuamente, fue espectacular, justo como ese sexo amateur que me encantaba ver, ambos terminamos y nos dejamos empapados de semen. Lo miré a los ojos y me di cuenta de que ya había cumplido mis fantasía y probablemente iba a venir a qué mi asesor de inglés me ayudara más seguido. Fue un recuerdo bonito, porque ese baño se convirtió en nuestro lugar favorito después de ese día.