Mi hermana me encuentra oliendo sus pantis

Era una hermosa tarde y como de costumbre yo me había quedado solo con mi hermana ya que mis padres trabajaban todo el día. Mi hermana era una chica joven, tetas grandes, culo redondo, pelo negro y largo que hacían que se viera muy sexy, tenía un parecido a ava taylor que me volvía loco y cada que tenía la ocasión me masturbaba imaginando cómo sería cogerme a mi hermana. Yo era menor que ella y siempre habíamos Sido muy cercanos. Una tarde ella había salido con sus amigas y yo estaba solo en casa. El imaginármela desnuda me volvía loco, así que decidí entrar a su cuarto a buscar entre sus cosas, quería encontrar unos pantis para así imaginar cómo sería tocar esa rica vagina.

Entré a su habitación lentamente y empecé a buscar en sus cosas, hasta que llegué al cajón de la ropa interior y para mí era el paraíso. Tenía unos pantis de lencería que me volvían loco, y no pude evitar que mi pene se pusiera duro. Comencé a oler su ropa interior mientras me masturbaba lentamente imaginando cómo sería tocar sus pechos y besar todo su cuerpo, era el cielo y estaba apunto de terminar.

Todo iba muy bien, mi pene estaba apunto de estallar cuando de repente mi hermana entró a la habitación. Yo tenía mi pene en mi mano mientras estaba oliendo sus pantis, me quería morir de la vergüenza. Pero mientras ella se tapaba la boca de la sorpresa me dijo “Las que tengo puestas ahora son más lindas, hermanito” y eso hizo que mi cabeza se fascinará con la posibilidad de lo que podía suceder.

Ella se acercó lentamente y yo estaba muriendo de la pena, traía un vestido corto de flores y mientras caminaba hacia mi, se levantó el vestido y dejó ver una pequeña tanga roja que pasaba justo por la mitad de su vagina rosadita, que yo ya moría por saborear. Ella se acercó a mi mientras yo estaba acostado en su cama, se subió puso su tanga de lado, tomó mi pene con su mano y comenzó a frotarlo lentamente con su clítoris. Yo estaba soñando, era como esos videos de hermanos incestuosos que solía ver. El momento era perfecto, mi hermosa hermana estaba encino mío, y me pene duro estaba apunto de penetrarla. Ella se bajó las tiras de su vestido y pude ver sus hermosas tetas y sus duros pezones, el momento había llegado, mi pene estaba entrando lentamente en su mojada vagina, podía escucharla gemir, podía ver cómo saltaba encima de mí mientras con sus manos apretaba sus tetas, era el sueño de todos.

Ella gemía y yo estaba apunto de terminar, me pedía que tocará su culo, así que eso hice, era tan redondo y grande que me hizo estalla adentro de ella llenándola de leche. Eso no la tomo por sorpresa porque al bajarse puede ver una sonrisa en su cara, pasó sus dedos por su vagina que aún escurría mi semen y se los metió a la boca, me preguntó: “¿te gustó hermanito?” Y se fue al baño. Yo quedé en la cama muy cansado, pero feliz porque al fin había conseguido mi sueño y sabía que después lo íbamos a repetir.

Porno incestos, una de las especialidades de Ava Taylor

La categoría de de porno incestos tiene cada vez más y más seguidores, y no es difícil imaginarse el por qué. Además de el gran morbo que provoca ver a integrantes de la misma familia comiéndose con lujuria, las actrices que personifican a las más sexys guarras dejan prendado de sus encantos a cualquiera.

En una situación hipotética donde un chico y su propia hermana tienen un sexo de fantasía sexual en un clip de porno incestos, con frecuencia esas mujeres calientes y despampanantes hacen gala no sólo de sus curvas sino de sus mejores habilidades en el arte del sexo.

Ellas dejan claro que muchas veces la experiencia lo es todo para elevar el placer a otro nivel, cosa que indudablemente no conseguirás con una chica corriente que recién comienza a experimentar el sexo; una pervertida recorrida como la que incurre en un encuentro del tipo porno incestos, lo tiene todo para dar.

Continue reading